Cinco científicas [aunque son muchas más] en la cumbre de la medicina reproductiva

Entre el 1 y el 15 de febrero, se celebran más de 1700 actividades en España con motivo del día internacional de la mujer y la niña en la ciencia, una fecha necesaria para reivindicar el lugar femenino en un ámbito del conocimiento tradicionalmente masculino, como muchos otros.

Nuestro pequeño homenaje en esta cuestión de sabiduría, valía, tesón y género, es el reconocimiento de 5 científicas [aunque son muchas más] que han coronado la cima de la reproducción, acortando la brecha de la infertilidad con sus hallazgos y su trabajo.

Ellas son investigadoras de primerísimo nivel. Sus publicaciones son referencia en la literatura científica para otros compañeros y compañeras que, como ellas, se esfuerzan por que ninguna pareja tenga que conformarse con su biología y pueda reproducirse frente a todo pronóstico.

No sabemos si de pequeñas imaginaban que su esfuerzo les llevaría a donde hoy están, pero lo que está claro es que son una inspiración para cualquier niña de nuestro tiempo.

Las 5 científicas que han coronado la cima de la reproducción

Elpida Fragouli

Esta bióloga molecular es directora de investigación en el Centro de investigación básica de Oxford. Entre sus reconocimientos cuenta con numerosos premios de la ASRM y de la ESHRE y sus aportaciones a la ciencia tienen que ver con la salud embrionaria.

Fragouli desempeñó un papel clave en el desarrollo, la validación y la aplicación clínica del CGH, el primer método integral de análisis de cromosomas que se aplica ampliamente para el estudio de embriones humanos en entornos clínicos, de investigación.

La proliferación de las técnicas de detección de cromosomas observadas durante los últimos años, le debe mucho a su trabajo inicial en esta área. De particular interés son sus estudios que propusieron el blastocisto como etapa óptima del embrión para PGT-A. Además, el trabajo de esta científica condujo a la caracterización más detallada, hasta la fecha, de las anomalías cromosómicas en los ovocitos humanos.

Su investigación para encontrar biomarcadores de competencia embrionaria, identificó varios genes diana con expresión diferencial en las células del cúmulo que rodean a los ovocitos aneuploides y el posible papel del número de copias de ADN mitocondrial como predictor del potencial de implantación embrionaria.

Gloria Calderón

Es embrióloga clínica y cuenta con el honor de haber formado parte del equipo que consiguió los primeros embarazos de Fecundación in Vitro en España.

Con más de 30 años de experiencia en el campo de la medicina reproductiva, la Dra. Calderón es un referente internacional por sus investigaciones en embriología clínica, control de calidad y diseño de laboratorios de FIV. Es autora de más de 200 publicaciones y abstracts en revistas y congresos internacionales, como Human Reproduction, Fertility and Sterility, ESHRE, ASRM, etc., y forma parte del Comité de Revisión de Medicina de la Reproducción Humana.

La Dra. Calderón es hoy directora de Embryotools, una consultora para laboratorios, y miembro del panel de revisores de revistas científicas internacionales y nacionales como Fertility & Sterility, Human Reproduction, Reproductive Medicine Online o Revista Iberoamericana de Fertilidad.

Cristina Hickman

Tras su paso por Florida University, Galway University, University of Southhampton, Scotish Agricultural College, Roslin Institute, University of Aberdeen, University of Edinburg y University of Trinidad and Tobago, imparte clases y supervisa proyectos en el Instituto de Reproducción y biología del desarrollo del Imperial College de Londres.

Como consultora, asesora a clínicas en la implementación de nuevas tecnologías, resolución de problemas, mejora de resultados clínicos y, en definitiva, perfeccionamiento de la eficiencia y del flujo de trabajo de laboratorio.

Hickman es parte del consejo asesor de varias empresas de reproducción asistida y es representante científica de la Sociedad Británica de Fertilidad. Fue ella quien diseñó la primera clínica con un entorno de tecnología Time-Lapse y fue coautora del primer artículo que describió una relación entre la morfocinética y la ploidía de los blastocistos.

Ahora mismo está logrando resultados prometedores, apoyándose en la inteligencia artificial para la mejora de la selección embrionaria.

Ashley Moffet

Esta investigadora, directora de Medical Studies en King’s College de Cambridge, se alzó el pasado año 2019 con el IVI Foundation Award a la mejor carrera de investigación clínica.

Su trabajo se centra en las interacciones celulares que ocurren entre las células uterinas maternas, especialmente las inmunes y las trofoblasto placentarias, que invaden la mucosa uterina en el primer trimestre.

En 1989 describió una población de linfocitos presentes en el útero, en el momento de la placentación que, aunque eran feontípicamente y funcionalmente bastante distintos, pertenecían al linaje de las células Natural Killer. Actualmente, sus principales áreas de investigación son las interacciones entre el receptor de inmunoglobulina maternal de células asesinas (KIR) y las moléculas HLA-C fetales, el cultivo de células trofoblasto humanas y el vínculo entre las variantes KIR/HLA-C con la preeclampsia, sepsis puerperal y parto obstruido.

Como parte del equipo Welcome Trust Center for Global Health Research, Moffet lidera el esquema de salud materna y se ha pronunciado enérgicamente contra el uso de medicamentos inmunosupresores como un medio para prevenir el aborto espontáneo.

En relación con el embarazo, sostiene que la preeclampsia, a menudo experimentada por mujeres africanas, es imposible de predecir o prevenir: “Incluso cuando se detecta, el único curso de acción es el monitoreo constante y, en última instancia, la única cura es el parto, a veces en una etapa demasiado temprana para que el bebé sobreviva”.

Ana Cristina Cobo

Es la directora de la Unidad de Criobiología en IVI Valencia. Su trabajo en la aplicación clínica de la vitrificación de ovocitos tuvo un gran impacto en la Reproducción Asistida, siendo pionera, a gran escala, de la criopreservación de ovocitos.

Sin su esfuerzo, la preservación de la fertilidad no habría avanzado tan rápido en España. Sus publicaciones proporcionan hoy la base de datos más grande que evalúa el alcance de la vitrificación de ovocitos como una herramienta para la preservación de la fertilidad y para la donación de óvulos, centrándose en la cantidad de ovocitos vitrificados necesarios para tener un bebé.

La Dra. Cobo ha publicado más de 50 artículos y ha escrito otro medio centenar de capítulos de libros, además de haber editado 4 libros y es una invitada habitual de congresos como ASRM y ESHRE.

¿Compartimos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *