Donación de gametos en la era SARS-CoV-2

Aunque el peor momento del SARS-CoV-2 parece que por fin lo hemos dejado atrás en España, son muchas las dudas que plantea en cuanto a sus efectos, transmisión y, por tanto, consecuencias en una sociedad postCOVID.

Una de las mayores preocupaciones en Reproducción Asistida, además de la posible transmisión vertical de progenitores a descendencia, es el manejo de la donación de gametos. A día de hoy, se desconoce el potencial de transmisión del SARS-CoV-2 mediante el trasplante de substancias de origen humano, es decir, órganos, tejidos, células y sangre.

En el caso particular de la donación de gametos y, a falta de datos más concluyentes, la Sociedad Española de Fertilidad ha trabajado un documento titulado Cribado de SARS-CoV-2 en donantes de gametos en el que pauta la conducta a seguir para la evaluación y manejo de los donantes, regiéndose por “el principio de prudencia, además de tener en cuenta los riesgos de todos los agentes implicados en estos procedimientos”.
El documento repasa todas las situaciones desde todas las ópticas de los implicados: pacientes, descedencia, profesionales y donantes. La seguridad es importantísima para todos ellos.

El riesgo de la donación de gametos SARS-CoV-2 en pacientes y descendencia “Con el conocimiento actual, se puede afirmar que el riesgo de que los espermatozoides y ovocitos de donantes asintomáticos y con entrevista clínica orientada negativa, tras ser procesados y crioconservados, estén infectados por SARS-CoV-2, es mínimo. Por este motivo, consideramos que el riesgo de contagio a la receptora y transmisión al feto es muy reducido, casi nulo”, explica la Dra. Pilar Alamá, ginecóloga de IVI y miembro del Grupo de trabajo de Donación de Gametos y Embriones que ha elaborado este documento.

El riesgo de la donación de gametos SARS-CoV-2 en profesionales.

Para quiénes sí puede suponer un riesgo el proceso de donación es para los profesionales que se encargan de los tratamientos de reproducción. Una de las soluciones que propone el documento es llevar a cabo un cribado más específico, en el caso de las donantes de ovocitos, pues el procedimiento implica mayor riesgo para los profesionales, dado que la extracción implica un mayor contacto.

El riesgo de la donación de gametos SARS-CoV-2 en donantes de óvulos

Con respecto a los donantes, el grupo de trabajo mantiene que “los riesgos médicos relacionados con la estimulación y la punción folicular en una donante asintomática con infección SARS-CoV-2 se consideran similares a los de las donantes no infectadas. Sin embargo, en la situación actual se recomienda extremar las medidas encaminadas a la prevención de complicaciones asociadas a la donación, como son el síndrome de hiperestimulación ovárica, hemorragias post-punción, etc”.
La indicación ante una donante con infección SARS-CoV-2 (sea por síntomas o por pruebas de laboratorio), es clara: cancelar la punción por seguridad de las donantes y profesionales. “Pero en los casos excepcionales que sea más beneficioso para la donante realizar la punción, se podrá realizar siguiendo las Recomendaciones SEF-ASEBIR”, propone el documento.

Test PCR en donantes para un proceso seguro.

Los donantes de semen deberán pasar una prueba PCR entre el primer y el quinto día antes de su donación para descartar infección por Coronavirus en el momento en el que van a dejar su muestra. Las donantes de óvulos, por su parte, harán lo mismo justo antes de la punción folicular. No solo el negativo del test dará luz verde al inicio de la donación, sino también la condición de asintomático o asintomática.
El documento aconseja, en el caso de los varones, realizar una entrevista 21 días después de la donación en la que conocer si el donante ha cursado algún tipo de síntomas o ha experimentado algún malestar. En el caso de que haya sospecha, se recomienda un nuevo test para descartar la infección y valorar la continuidad del tratamiento.
En el caso de la donante de óvulos, ante un positivo, el documento recomienda valorar y acogerse a la pauta de Recomendaciones SEF-ASEBIR: “Los ovocitos obtenidos pueden ser fecundados en fresco o vitrificados. En el caso excepcional de punción folicular en donante PCR positiva, vitrificar los ovocitos, y no utilizar, hasta que existan evidencias de la seguridad de su uso”, concluye el documento.

¿Compartimos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *