La medicina reproductiva frena un año más el descenso demográfico en España

Según el INE, en 2018 nacieron 23.879 bebés menos que en 2017 y en el año 2019 nacieron 9.532 menos que en 2018. Cada año que pasa desciende más el número de nacimientos, la cifra demográfica de España es, actualmente, la más baja desde el año 1999. Y todavía sería más baja sin los nacimientos que cada año se producen, gracias a las técnicas de reproducción asistida.
Según los datos estadísticos del Registro Nacional de Actividad-Registro SEF de 2018, publicados recientemente por el Ministerio de Sanidad y la Sociedad Española de Fertilidad, en el año 2018 se llevaron a cabo un total de 149.337 ciclos de FIV y 34.100 IAs, favoreciendo el nacimiento de 37.094 bebés, que suponen el 9% de los nacimientos en nuestro país.
“Esta cifra, cada vez más abultada, demuestra el impacto que tienen los avances en medicina reproductiva sobre la natalidad de España y también la importancia que tiene compartir estos datos estadísticos en jornadas como la de hoy” explicaba Fernando Prados, coordinador del registro, durante el workshop que este año tuvo lugar online.

Menos partos múltiples y una mejor selección embrionaria

El informe estadístico de 2018, que recoge la práctica totalidad de las técnicas que se realizaron en los 319 centros de reproducción que realizan tratamientos en España, sitúa el parto múltiple en un 13%, consolidándose por debajo de la media europea de 2017.

El Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) ha sido el tratamiento que mayor crecimiento ha experimentado con respecto al informe anterior y al los de los últimos cinco años. En 2018, se iniciaron un total de 12.533 ciclos de análisis genético de embriones, doblando así la cifra de en el último lustro.

“La selección embrionaria es la clave en el éxito reproductivo. Si conseguimos saber cuál es el mejor embrión, el que tiene más posibilidades, lograremos antes el embarazo y con uno será suficiente. Estos dos datos que nos ofrece el registro sobre la reducción de partos múltiples y el incremento de DGPs, nos indican que la comunidad médica está haciendo los deberes y las pacientes están tomando conciencia de la importancia de seguir las recomendaciones de los especialistas”, explica el Dr. Fabio Cruz, de IVI Valencia.

Otra cifra que sigue creciendo es la de la transferencia de embriones criopreservados. Son muchos los estudios compartidos por grupos de investigación que advierten sobre la importancia de preparar correctamente el endometrio uterino antes de la transferencia, una ventaja que puede compensar el proceso de criopreservación de los embriones.

“Los resultados que tenemos de este registro avalan la confianza generalizada en esta práctica, indicando que el 26% de todas las transferencias embrionarias de 2018 se realizaron tras una descongelación de embriones. En IVI somos pioneros en vitrificación de embriones y ovocitos, gracias a nuestra inversión en investigación y tecnología desde el 2008 obtenemos resultados con embriones y ovocitos criopreservados comparables a los mismos procedimientos en fresco.”, concluye el Dr. Cruz.

¿Compartimos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *