10 conclusiones científicas sobre tabaco y fertilidad

Tabaco y fertilidad no es un buen binomio para la salud reproductiva. De hecho, una de las imágenes que encontramos en las cajetillas de tabaco para advertirnos de su mala relación, es la de un aparato reproductor femenino dañado.
Según la ASRM, el 13% de la infertilidad femenina la produce el tabaco. Y según estudios recientes de IVI, la posibilidad de perder un bebé se duplica en mujeres fumadoras.
Son muchas las investigaciones que, en la última década, han puesto de relieve el fatal efecto del tabaco sobre la fertilidad. Las conclusiones son innumerables, pero hemos querido resumir en este post algunas de las más importantes, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco:

  1. Las tasas de infertilidad entre las mujeres y los hombres que fuman son aproximadamente el doble de las correspondientes a los no fumadores.
  2. Las mujeres que fuman necesitan más medicamentos de estimulación ovárica durante la FIV y, aun así, desarrollan menos óvulos al momento de su colección y tasas de embarazo 30 % menores que las pacientes que no fuman.
  3. La posibilidad de tener un embarazo extrauterino se multiplica por cuatro en grandes fumadoras.
  4. Fumar acelera la pérdida de ovocitos y de la función reproductiva, además de adelantar el inicio de la menopausia.
  5. Las mujeres que fuman tienen mayores probabilidades de tener un embarazo con problemas cromosómicos.
  6. Los espermatozoides de los hombres fumadores pueden presentar mayores alteraciones cromosómicas.
  7. Fumar fragmenta el material genético de los espermatozoides, causando infertilidad masculina.
  8. Fumar durante la gestación disminuye la cantidad de oxígeno que llega a la placenta, lo que podría afectar al crecimiento del bebé.
  9. Las madres que fuman más de diez cigarros al día durante la gestación pueden provocar problemas de fertilidad en el bebé: niños con una reducción de concentración de esperma, entre el 20% y el 40%, y niñas con baja reserva ovárica.
  10. Las madres fumadoras tienen más posibilidades de que su descendencia desarrolle una leucemia.

¿Compartimos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *