Estimulación ovárica, así son los nuevos protocolos que mejoran el tratamiento de FIV

La estimulación ovárica es uno de los pasos más importantes de la Fecundación in Vitro y, afortunadamente, uno de los que más ha evolucionado en la última década.

El desarrollo de nuevos fármacos para reclutar folículos y recuperar ovocitos, así como la actualización de los protocolos de empleo, han aportado seguridad y calidad al tratamiento de FIV. Pero estos no son los únicos avances que se han llevado a cabo en este procedimiento. En este post te contamos los pasos de gigante que hemos dado en la estimulación ovárica.

Predicción de la reserva ovárica

“Actualmente contamos con diversos protocolos de estimulación ovárica que pueden atender a distintas mujeres de forma individualizada. El avance en la predicción de la reserva ovárica por biomarcadores nos ha permitido conocer previamente la capacidad de respuesta ovárica de cada paciente y, a partir de ahí, construir un protocolo de estimulación personalizado para sus necesidades, además de estimar su respuesta cuantitativa y delimitar mejor su pronóstico”, explica el Dr. Fabio Cruz, director del Curso Avanzado en Estimulación Ovárica y Transferencia Embrionaria que comienza este mes de marzo en IVI Education.

Gracias a los estudios científicos realizados a lo largo de los últimos años, la estimulación ovárica se ha podido adaptar también mejor a pacientes con condiciones especiales, como son las que padecen síndrome de ovarios poliquísticos, pacientes oncológicas que realizan preservación de la fertilidad o mujeres con obesidad.

 

Mejora del éxito reproductivo

La estimulación ovárica en nuestros días ya no es un peligro como lo era hace 25 años donde la hiperestimulación podía suponer un problema grave para las pacientes y para su proyecto reproductivo.

“Ahora no solo sabemos cómo estimular con precisión a la paciente, sin correr grandes riesgos, sino que, además, tenemos información sobre el impacto de la estimulación en la receptividad endometrial, lo que nos permite poner especial atención en la transferencia embrionaria y en la preparación del endometrio, mejorando el resultado del tratamiento reproductivo”, añade el Dr. Cruz.

 

Protocolos de estimulación ovárica

Actualmente disponemos de muchos protocolos de estimulación ovárica. Lo importante es, además de conocerlos todos, saber cuál de ellos se adapta mejor a cada paciente.

Entre las distintas opciones de supresión hipofisaria, la más empleada hoy en día es el protocolo con antagonistas de la GnRH, al contrario de lo que ocurría una década atrás, cuando la preferencia era por el clásico protocolo con agonistas de GnRH, también conocido como protocolo largo.

El protocolo de supresión con progestágenos, por su parte, es el más reciente y aporta interesantes ventajas como el uso de medicación oral y una menor necesidad de ecografías de control durante la parte intermedia de la estimulación.

Estos protocolos y muchos más, son el plato fuerte del Curso Avanzado de Estimulación Ovárica y Transferencia Embrionaria que hemos preparado en IVI Education.

“El objetivo de la formación sobre estimulación ovárica es actualizar y preparar a los profesionales que se dedican a la medicina reproductiva para afrontar la diversidad de pacientes y situaciones que encontramos en nuestra práctica clínica diaria. La principal misión de este curso es dar a conocer las mejores estrategias en cada situación, minimizando complicaciones y optimizando los resultados” explica el director del curso. “Adicionalmente se ofrecerá una actualización sobre las estrategias más adecuadas de preparación endometrial para la transferencia embrionaria”, concluye el Dr. Cruz.

¿Compartimos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *