Inmunología y reproducción. Compatibilidad KIR-HLA-C

Inmunología y reproducción

Investigaciones IVIRMA, compatibilidad KIR-HLA-C

Cuando un individuo se somete a un ciclo de fecundación in vitro (FIV), existen numerosos factores que pueden determinar el éxito de un ciclo y una gestación:

  • El estatus genético del embrión
  • La sincronización entre el endometrio y la transferencia embrionaria
  • La edad de la futura madre…

No obstante, uno de los menos conocidos y lamentablemente más ignorados de estos factores es la inmunología reproductiva.

Receptores KIR

A pesar de que existen muchos factores importantes en inmunología reproductiva, IVIRMA (nuestro equipo en Madrid en concreto) ha apostado por el enfoque y la investigación en las interacciones materno fetales mediadas por los receptores maternos llamados KIR y moléculas embrionarias conocidas como HLA-C.

Los receptores KIR (Killer cell Immunoglobulin-like receptors) son moléculas expresadas por células del sistema inmunológico llamadas natural killer cells o células NK.

Estas células juegan un papel trascendental en el sistema inmune de nuestro cuerpo. Como su nombre indica, son células asesinas que se encargan de neutralizar patógenos u otras células que representen un peligro para nuestro organismo.

Inmunología y Reproducción

Estas células están presentes también en el útero de las mujeres, donde toman el nombre de células NK uterinas (uNK). Aunque la principal función de las células NK es defender nuestro cuerpo de amenazas externas e incluso internas en otros tejidos, el comportamiento de las células NK uterinas es particularmente diferente.

En el útero, estas células se encargan de interactuar con células embrionarias. El objetivo principal es orquestar el correcto desarrollo de la placenta y como resultado, de una gestación sana.

Las células embrionarias, una vez que invaden el endometrio uterino, presentan moléculas llamadas HLA-C que son reconocidas por los receptores KIR. Dependiendo de la intensidad de esa interacción, las uNK son activadas para regular el suministro de sangre materna a la futura placenta.

Genes polimórficos

Por otro lado, una particularidad que tienen estos receptores KIR es que los genes que les codifican son altamente polimórficos. Esto quiere decir que varían ampliamente de individuo a individuo. Además, cada uno de los genes KIR ejerce efectos diferentes en las uNK. Esto hace que el contenido genético KIR de una paciente resulte en un funcionamiento de las uNK diferente al de otra paciente con una carga genética KIR distinta.

Y, por si fuera poco, las moléculas HLA-C embrionarias también varían en gran magnitud entre individuos. Como resultado, existe un inmenso numero de combinaciones diferentes KIR-HLA-C entre la madre y el embrión que a su vez generan procesos de implantación y placentación ya sea mas favorables o con más riesgos.

Investigaciones del equipo IVIRMA

Dada la alta variabilidad de estas combinaciones y la importancia de una correcta placentación para un embarazo sano, el equipo de IVIRMA Madrid liderado por el Dr Juan García-Velasco y la inmunóloga Diana Alecsandru han estudiado estas diversas combinaciones entre madre y embrión y sus consecuencias en ciclos de reproducción asistida.

Inmunología y Reproducción

Estudiando la población de pacientes que recurren a donación de ovocitos por medio del programa de Ovodon de IVIRMA, la Dra Alecsandru ha descubierto que existen combinaciones KIR-HLA-C que son más favorables en términos de tasas de recién nacido vivo.

De igual forma, en nuestro centro IVIRMA de New Jersey en EE. UU., el equipo de investigación liderado por el Dr Richard Scott ha publicado un hallazgo similar donde hay combinaciones que poseen un riesgo significativamente mayor de terminar en una pérdida gestacional con respecto a otras combinaciones.

Estos resultados, de los cuales el equipo IVIRMA es pionero, sugieren que la interacción KIR-HLA-C entre el útero y el embrión debe ser tomada en cuenta a la hora de seleccionar donantes de gametos para un ciclo de FIV, o embriones de pacientes para una posible transferencia.

La carga genética KIR de cada paciente puede conocerse por medio de un simple análisis genético a partir de una muestra de sangre. Las moléculas HLA-C pueden ser descritas en la misma biopsia embrionaria.

En otras palabras, el tipaje KIR-HLA-C puede funcionar como una potencial herramienta de selección de gametos y de embriones.Y así, garantizar mejores probabilidades de acabar un embarazo con un niño sano en casa.

Actualmente nuestro equipo IVIRMA se encuentra liderando proyectos de investigación que permitirán elucidar no solo las interacciones materno-fetales con más profundidad, sino el potencial de mejorar la selección embrionaria y de gametos donados.

 

 

¿Compartimos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *