Efectos de la obesidad sobre la reproducción humana

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la obesidad como una acumulación excesiva de grasa en el organismo. Un individuo será obeso cuando su índice de masa corporal (IMC) sea igual o mayor que 30 kg/m2 teniendo una repercusión negativa sobre su salud. Según datos de 2016 (OMS, 2016), el 39% de los adultos tiene sobrepeso y un 13%, obesidad. Inclusive, 41 millones de niños por debajo de los 5 años ya tienen sobrepeso, siendo considerada la obesidad como una epidemia.

La prevalencia de la obesidad se ha triplicado desde 1975 causando más mortalidad en la mayoría de los países del mundo que la desnutrición (OMS, 2016). Esta condición aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes, desórdenes músculo-esqueléticos y algunos cánceres, entre otros. Además de ser totalmente prevenible, ejercerá un efecto negativo sobre la fertilidad y, una vez alcanzado el embarazo, también tendrá una repercusión negativa sobre el recién nacido.

Efectos de la obesidad sobre la fertilidad

obesidad sobre la reproduccion

La infertilidad es tres veces más alta en mujeres obesas (Rich-Edwards et al., 1994), siendo, asimismo, más propensas a fracasar en los tratamientos de reproducción asistida como consecuencia de anomalías endocrinas y metabólicas (Bellver et al., 2010).

En resumen, las mujeres obesas presentarán un riesgo más elevado de:

  • Anovulación

  • Peor calidad ovocitaria

  • Menor respuesta a las gonadotropinas

  • Tasas reducidas de implantación

  • Tasas reducidas de gestación

  • Tasas aumentadas de aborto (tanto bioquímicos como clínicos)

  • Tasas reducidas de recién nacido vivo

  • Mayores complicaciones gestacionales

Los varones obesos también mostrarán una calidad espermática reducida, disfunción eréctil e hipogonadismo derivado de las alteraciones endocrinas asociadas a su condición.

Efectos de la obesidad sobre la descendencia

La programación fetal hace referencia a una variación en la expresión del genoma fetal inducida por cambios hormonales y nutricionales en la madre que derivarían en efectos permanentes sobre las funciones fisiológicas y estructurales del recién nacido (Delisle, 2012). La nutrición materna alude al estado nutricional de la madre antes y durante el embarazo, siendo el primer caso más decisivo en relación a la posible repercusión sobre el feto (Delisle, 2012).

obesdad sobre la reproduccion

Los genes determinan el tamaño corporal, la competencia metabólica y la capacidad funcional de los organismos. Sin embargo, éstos, a su vez, estarán influenciados por el ambiente, incluyendo el ambiente intrauterino (Jackson, 2000).

Muchos estudios han demostrado que la obesidad antes y durante el embarazo generará modificaciones epigenéticas sobre el genoma del embrión que serían responsables de un riesgo o predisposición aumentados en la descendencia a una serie de enfermedades tales como:

  • Obesidad

  • Enfermedad cardiovascular

  • Diabetes tipo 2

  • Síndrome metabólico

  • Osteoporosis

  • Problemas cognitivos

  • Asma

Este fenómeno se denomina reprogramación nutricional y se le está otorgando cada vez más importancia, habiéndose incluso creado un proyecto financiado por fondos europeos denominado “the Early Nutrition Programming Project”, cuyo objetivo es la cuantificación de los efectos de la reprogramación nutricional sobre las mencionadas patologías.

¿Cuál es nuestro papel en estos casos?

Una vez determinada la importancia de la obesidad en la salud y la reproducción humanas, es indispensable que nuestros pacientes reciban un asesoramiento adecuado. Debemos siempre insistir en un estilo de vida saludable no sólo durante el embarazo, sino en el momento de buscarlo, ya que parece ser que el estatus metabólico y nutricional de la paciente antes de quedarse embarazada tendría aún más impacto que el que se observa durante el embarazo, por lo que nuestro papel como especialistas en reproducción es decisivo. Lo ideal es que los pacientes tengan un IMC normal.

obesidad sobre la reproduccion

¿Cómo conseguimos mejorar la salud reproductiva de nuestros pacientes? Gracias a una terapia de estilo de vida basada en una dieta hipocalórica, ejercicio físico adaptado y apoyo psicológico. Tanto la medicación como la cirugía bariátrica deberían ser considerados en última instancia. Además, debemos conocer los protocolos de estimulación adecuados para este tipo de pacientes y conocer las patologías asociadas. Así como saber tratarlas y saber manejar posibles complicaciones en los tratamientos de reproducción asistida y durante el embarazo. Por ello, desde IVI RMA insistimos en una formación completa para poder personalizar los tratamientos de cada paciente. Así podemos conseguir exitosamente nuestro objetivo final, un recién nacido vivo sano.

¿Quieres aprender más sobre el papel de la obesidad en la Reproducción Asistida?

 

¿Compartimos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *